Blog

En esta sección podrás encontrar artículos educativos para docentes. Conocer las opiniones, reflexiones y últimas tendencias educativas de la mano de nuestros expertos impulsores. Un lugar de encuentro y diálogo abierto sobre educación en todas sus vertientes y visiones. Anímate a participar, tu opinión es importante. ¡No te lo puedes perder!

Año 2017 (3)
Año 2016 (56)
Año 2015 (29)

« Volver

Una imagen vale más que mil palabras

Haciendo mención al título de este artículo, queda demostrado que es más fácil aprender y retener en nuestra memoria una explicación acompañada de una demostración. Es por ello que los videotutoriales son una buena herramienta para poder mejorar los aprendizajes.

Pero, ¿sabes qué es un videotutorial? Seguro que has visto muchos en Youtube, sobre todo cuando no sabías como hacer algo y lo buscabas.  La mayoría de las personas los usa para aprender, incluso los niños y las niñas. El año pasado estuvo muy de moda un videotutorial en el que se explicaba cómo hacer pulseras. Fue bastante curioso como con solo ver el vídeo aprendieron a hacerlas, sin la necesidad de que un adulto les enseñara.

Si pensamos en el mundo educativo, podemos utilizar los videotutoriales como recursos que ayudarán a nuestro alumnado a asimilar recursos, bien complementando lo explicado en clase o bien fomentando el autoaprendizaje.

Algunas de las ventajas del uso de videotutoriales son:

  • Mejoran y agilizan el proceso de aprendizaje.
  • Permiten seguir los procedimientos paso a paso.
  • Facilitan el aprendizaje individualizado.
  • Atienden a diferentes ritmos de aprendizaje.
  • Facilitan la comprensión ya que incluye voz, imagen y rótulos que sintetizan lo escuchado.

Tienen muchísimas aplicaciones dentro y fuera del aula. Podemos destacar los siguientes:

  • Explicar contenidos del temario.
  • Realizar demostraciones del uso de un software o app.
  • Resumir lo explicado en el aula.
  • Fomentar la creatividad del alumnado.
  • Demostrar procedimientos a la hora de realizar las actividades.

A la hora de realizar un videotutorial es recomendable seguir algunas pautas para ello:

  • No deben superar los 5 minutos.
  • Han de ser atractivos para captar la atención.
  • Tienen que ser comprensibles y, en el caso de que haya narraciones, la voz no tiene que ser monótona.
  • Hay que utilizar recursos como llamadas de atención, anotaciones, flechas… para reforzar lo mostrado.

¿Te apetece hacer un videotutorial?

Hay videotutoriales mejores y los hay peores. Si has seguido los consejos anteriores ya estarás más cerca de conseguir un buen vídeo, pero eso no es todo.

Antes de empezar imagina un camino que has de recorrer. Un camino con 5 paradas.

En cada una de las paradas habrá que realizar un pequeño trabajo.

  • Planificación: es importante que se realice este paso. Es conveniente que exista un tiempo previo para pensar qué queremos contar, cuál es la forma más simple de hacerlo, a quién irá dirigido y qué beneficios tendrá la gente que lo vea.
  • Guion: al igual que las películas es conveniente hacer un guion. En primer lugar es recomendable pensar en un saludo, un esquema, explicar los contenidos y, por último, pensar en una pequeña conclusión y otros recursos que pueden apoyar ese tutorial.
  • Grabación: hay bastantes programas para grabar un videotutorial. Yo os recomiendo tres que dan muy buenos resultados: Screencast-O-Matic, Touchcast y Movenote. (pincha en el nombre del programa y podrás ver un Videotutorial sobre su uso básico).
    • Screencast-O-Matic. Este programa es uno de los más conocidos. Existe la opción de elegir la opción gratuita o pro. Con la cuenta gratuita es más que suficiente para grabar, si se desea editar habrá que elegir la cuenta pro.
    • Movenote. Es una de las más sencillas de usar. Podemos integrar una presentación y grabarla junto con nuestra imagen. Una de las ventajas que tiene usar Movenote es que la persona que lo esté viendo puede pasar directamente a la diapositiva que le interese, manteniéndose el vídeo y el audio sincronizado.
    • Touchcast. Esta herramienta puede ser utilizada en PC y en dispositivos con IOS. Es una herramienta muy versátil que permite incluir un croma para poder cambiar los fondos. Además dispone de un “telepronter” para poder ir leyendo el texto que vamos a narrar a la vez que miramos a cámara. Es bastante interesante la posibilidad de poder incluir apps, como un timeline de Twitter, un vídeo de Youtube o una página web.
  • Edición. A veces es necesario que se retoquen los vídeos para hacerlos un poco más atractivos. Podemos añadirles audio, llamadas de atención, cuadros con resúmenes o intros animadas.

Esto lo podemos realizar con diferentes programas, como por ejemplo Screencast, o también directamente con Youtube.

  • Publicar y compartir. Podemos realizar esta acción a través de servicios como Youtube, Vimeo o similares. Por supuesto pueden ser compartidos dentro de nuestro blog de clase o de plataformas como Edmodo o Moodle.

Por último podemos darle una mayor valor añadido a nuestros vídeos con herramientas como Edpuzzle o Educanon, sobre todo si estamos pensando utilizar los vídeos dentro de una estrategia de enseñanza como puede ser la Flipped Classroom.

 

Artículo elaborado por Juan Carlos Palomino, docente y videpresidente-pedagógico de la Asociación Espiral, Educación y Tecnología. 

Comentarios
Excelente artículo que pone las bases para el uso de imágenes
Publicado el día 11/04/17 21:07.